954 815 410 / Envío Gratis+60€/24h
Seleccionar página

A COMER

A Comer. 

A Comer. La hora de la Comida es mucho mas fácil con nuestros productos y es uno de los momentos más importantes para tu bebé. En esta sección puedes encontrar los productos que harán que el momento de la comida se vuelva mas divertido y seguro.

A partir del cuarto mes de vida, el bebé puede iniciar la alimentación complementaria. Generalmente, comienza con la papilla de frutas por la tarde, que corresponderá a una merienda con un aporte de vitaminas naturales y fibra que son importantes para la salud del niño.

Durante este periodo, se deben ir introduciendo con prudencia alimentos no lácteos, que deben ser preparados de forma adecuada en consistencia y cantidad para no alterar el ritmo de maduración digestiva y renal del bebé, así como el progresivo desarrollo neuromuscular.

Esta etapa, entre los 4 y 6 meses del bebé, es propicia para favorecer el paso de la succión a la cuchara, lo que permitirá al pequeño a saborear mejor el alimento, y cambiar la textura, de líquido a triturado, y cuando ya tenga dientes, a los trocitos.

Las pautas de alimentación del bebé se debe de adaptar a la capacidad digestiva y al estado de desarrollo fisiológico y neuromotor, haciendo paulatina la introducción de nuevos alimentos. La capacidad gástrica del recién nacido es de 10 a 20 mililitros (ml) y aumenta durante el transcurso de su primer año hasta los 200 ml, lo que va a permitir que el niño haga comidas más abundantes y menos frecuentes.

Mostrando 1–15 de 102 resultados